Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Televisión y medios’ Category

Debo reconocer que hace unas semanas fui uno de los que decidió probar con el nuevo programa de los domingos por la noche de Antena. La apuesta de la cadena por un programa de imitadores que hiciese una feroz competencia a Tele 5 y sus series y a voraz potencia de la 1 con las películas sin cortes publicitarios merecía una oportunidad.

Desde luego, la campaña publicitaria a lo largo de esa última semana pareció efectiva. El público pudimos comprobar que se trataría de imitar a los personajes de la prensa rosa telecinquera tan chavacana como impresentable y triunfadora. Ángel Llacer me parecía un buen fichaje para el producto y solamente quedaba saber en qué consistirían los contenidos.

El 18% de share en pleno prime time resultó demoledor en su primera semana. Por un momento pareció que Antena 3 había, por fin, acertado con alguno de sus productos. Parecía mentira pero quizá algunos de los ejecutivos de la cadena habían realizado por fin un buen diagnóstico de lo que realmente gusta a la gran audiencia de este pais. Sin embargo, las dos siguientes semanas de programación han llevado al programa a una sangría impenitente de telespectadores. Si la segunda semana de pelea, la audiencia se cayó a un 13%, la devacle de la tercera semana ha hundido el programa hasta un 9%. ¿Qué está pasando?

Los elementos a favor del programa son bastante evidentes: un buen presentador unido a imitadores ya contrastados como los de Homo Zapping junto a una estrella como Carlos Latre deberían de por sí ser capaces de atraer a la suficiente masa como para, como poco, defender los ratios de ventas del producto.

EL EQUIPO DE "LA ESCOBILLA NACIONAL"

En mi opinión, hay otros factores que llevan al programa a la ruina definitiva.

  1. La audiencia probó el formato la semana de su presentación. Parecía original ver a los imitadores en un programa que imita a un “Salvame” o a una “Noria”. Sin embargo, el programa carece de carisma y la gente, simplemente se olvidó de él a las primeras de cambio.
  2. Los imitadores son buenos, muy buenos. ¿Pero por qué les obligan a recitar esos guiones tan tontos?
  3. ¿Por qué cuando dicen la palabra “presuntamente” se ponen a cantar como que no quiere la cosa? ¿Es más, por qué insisten en ello?
  4. ¿Por qué el humor del programa tiene que tirar de una Duquesa de Alba montada en patines y haciendo el tonto cuando el potencial irónico de los personajes y las posibles situaciones es demoledor?
  5. ¿Por qué no basan el programa en sketch comentados por los propios imitadores como si fuese una imitación fidedigna de los propios basureros rosas?
  6. ¿Por qué se dan tanto protagonismo a la imitación de Andrés Pajares?
  7. ¿Por qué los guiones son tan planos y no se les saca mas punta?
  8. ¿Por qué hay momentos en que el programa más parece un desfile de payasos?
  9. ¿Por qué no se pone toda la potencial mala leche en el guión del programa tal y como haría Tele 5?
  10. ¿Por qué insisten en lo chabacano cuando debieran machacar con la brutal ironía?

Claro, mucha pregunta para decir que sean un poco más listos con la materia prima que tienen. La cuestión es si serán capaces de recuperar a la audiencia que ya no sólo se ha marchado sino que, es más, les ha olvidado completamente. Y, mientras tanto, Tele 5 propone estreno el domingo que viene con “I love Escassi”. Otros que están Escassis de ideas. En definitiva, que después de unas pocas semanas seguirá pasando lo de siempre: arrasa la primera con la película sin anuncios. 

¿POR QUÉ NO APROVECHAN MEJOR EL POTENCIAL DEL PROGRAMA?

Ángel Llacer, haz algo. Tú apostaste por este programa y por esta cadena. Tele 5 es el hogar natural de presentadores con tu perfil y ahora en Antena 3 tienes que demostrar que eres capaz de arrastrar a tu público; para ello tienes buen material y mejores personajes. Cambia de guionistas y reorienta la misión del programa. Te quedan un par de semanas antes de que tu cuota de pantalla sea “rosco”.

Besos y abrazos.  

Alfonso.

Anuncios

Read Full Post »

No sé si les pasará a muchos de ustedes. Cuando uno ha pasado su infancia deportiva en los años 80 y se da cuenta del tiempo que ha transcurrido desde entonces, resulta curioso pensar que en muchos aspectos aquellos fueron tiempos dorados. Fueron tiempos de rivalidades y de mitos que han permanecido incólumes hasta estos días. Me he propuesto dedicar tres entradas a mis tres mitos particulares de aquellos tiempos.

Para alguien como yo, que por aquel entonces jugaba a baloncesto en el equipo del colegio, la máxima aspiración vital a la que se podía aspirar era ser, algún día, jugador de la NBA. Y es que, por aquel entonces, un tal Ramón Trecet a quien alguien levantará un día un monumento nos sumergió de cabeza en el mundo de la liga profesional americana de baloncesto los viernes a partir de la una de la madrugada, creo recordar. Claro, todos los tiernos aficionados de diez años comenzamos a saber lo que era trasnochar gracias al maestro. Ahí comenzó nuestro delirio baloncestístico ochentero. El tiempo de los mitos. En mi caso, hubo dos momentos cúlmen, cuasi paroxísticos en las retransmisiones de aquellos tiempos. El segundo lugar quedaría para las series finales que enfrentaron a los Lakers de Magic Johson con todo dios por entonces: primero los Celtics de Larry Bird y luego los Pistons de Detroit de los Bad Boys.

Sin embargo, si hubo un día en que la televisión literalmente comió mis entrañas fue en la final del concurso de mates de 1988 en Chicago. Como alguno diría años más tarde, aquella fue “la madre de todas las finales”. Dios mío, sólo con recordarlo hoy en día todavía se me pone la carne de gallina. Creo que no dormí los días anteriores pensando que llegaba el gran día. Imaginen a un pre adolescente de doce años que jugaba a baloncesto a punto de  acceder a la piedra filosofal y se harán una idea de lo que era yo por aquellos días.

Pero no era para menos. Era la final de finales. El destino definitivo para los los matadores definitivos. El encuentro sin vuelta atras. El mito definitivo después del cual ya nunca se recobraría el concurso. EL CONCURSO DE MATES QUE PASARÍA A LA HISTORIA COMO EL MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS.

                                             “DOMINIQUE WILKINS Vs. MICHAEL JORDAN”

LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS.

La épica estaba servida. Los dos mejores matadores de los años 80 se cruzaban, por fin, después de no coincidir desde 1985 en que ganó Wilkins. Cada uno había conseguido un título y el desempate en Chicago prometía ser el duelo definitivo que jamás se volvería a ver en la NBA. Llevaban años huyendo el uno del otro, escurriéndose del inevitable choque de trenes definitivo.

Los protagonistas:

– Dominique Wilkins: Jugador de Atlanta Hawks. Llegaba a Chicago en plenitud. Líder indiscutible de su equipo y All Star, era una de las estrellas más grandes de la época. Su estilo de mate era demoledor, sus saltos, hiperbólicos, y, además, disponía de un arsenal de mates irrepetible. Nadie por entonces podía competir con él. El “360º” y, sobre todo el “Tomahawk” en sus dos versiones eran las dos armas imparables que nuestro hombre ponía sobre la pista.

LA INCREIBLE SECUENCIA DEL "TOMAHAWK"

– Michael Jordan: El dominador de la NBA de los 90 no tenía un equipo a finales de los 80 como para hacer sombra a Celtics o a Lakers pero todos coincidían en que era el único que podía vencer a Wilkins en el Slam Dunk, y más jugando en casa. Él era el otro mito del mate y su “Air” llevaba camino de convertirse en “la marca”.

"Air" Jordan.

– Los antecedentes: Wilkins comenzó su andadura en el 84 quedando tercero detrás de Julius Erving (claro). En el 85 ganó a Jordan pero perdió en el 86 con Spud Webb. El reencuentro entre los dos matadores definitivos parecía celebrarse en el 87 pero una lesióna de Wilkins impidió celebrar el mítico encuentro y dejó vía libre a Jordan para ganar su título. 1988 era el año para el mito y quien ganase pasaría a la leyenda como el sinónimo de “mejor matador de la historia”.

Por entonces, todos los fans de Dominique Wilkins sabíamos que nuestro hombre era mucho mejor que Jordan y que su repertorio de mates era inigualable. Por mucho que lo intentara, “Air” solamente disponía de ese mate, por otra parte, legendario mientras que Wilkins disponía de los Tomahawks a una y dos manos y los 360º para cepillarse a cualquiera. Wilkins saltaba mucho más y siempre quedaba mucho más cerca del aro que Jordan. Ni siquiera én términos de plasticidad podríamos compararlos. Ya ni hablemos en cuestiones de potencia o de resolución del mate. En definitiva, todo estaba preparado para que viésemos vencer a nuestro Dominique Wilkins y aquella era la noche para la leyenda.

BALÓN A TABLA Y MATE DESDE EL MISMISIMO CIELO.

Sin embargo, una sombra se avecinaba sobre todos los fans acérrimos de Wilkins. El concurso se celebraba en casa de Jordan y no se podía aguar la fiesta al emergente mito de Chicago. El concurso transcurrió según los términos que narra la leyenda. Ambos protagonizaron la esperada final y era incomprensible que los jueces no botaran todo dieces a un Tomahawk a dos manos de Wilkins. El “Air” final de Jordan supuso un pleno de dieces que decantó el concurso a su favor por 147 contra 150 puntos.

El mate que hizo a Jordan entrar en la leyenda.

La injusticia se cebó con Wilkins que tuvo que reconocer aquello de que “En pueblo forastero la vaca corre al toro”.

Aquí tenéis un link que os pondrá en antecedentes de aquella mítica final. Nunca se había visto nada igual y, lo que era peor, ya nunca se vería un duelo de semejante embergadura entre dos leyendas de tal calibre.

http://www.youtube.com/watch?v=AO4e9OG1iVM

Jordan ganó aquella final cuando todo el mundo coincidió en que era Wilkins el verdadero ganador. Para compensar, dos años más tarde fue Wilkins quien ganó el concurso enfrentándose en la final a un imaginativo Kenny Smith. Éste fue mejor pues el repertorio de Wilkins era el mismo que el de Chicago pero había que compensar.

Ya nada fue igual para el Slam Dunk Contest desde la retirada de Jordan y Wilkins. Ya jamás hubo un duelo en la cumbre y solamente Vince Carter a comienzos de los 2000 le imprimió cierto carácter mítico al concurso. Por cierto, solamente un año se salvó de la mediocridad desde entonces y fue 2008. Os animo a buscar el concurso de mates de ese año por You Tube y pasaréis un buen rato. Mientras tanto, sigamos maravillándonos con el recuerdo del mítico concurso de 1988. 

Besos y abrazos.

Alfonso

Read Full Post »

No se las debía prometer muy felices Telecinco cuando en el mes de septiembre proponían a la audiencia una edición más, la once, ni más ni menos, de la madre de todos los realities: a saber, Gran Hermano. Las audiencias de los últimos años habían descendido sensiblemente y comenzaba a denotarse un cierto cansancio del formato. A priori, la principal novedad que proponían para dar juego y morbo al programa era la presencia de dos casas en una de las cuales, los concursantes se dedicarían a espiar a los de la casa oficial pudiendo ir entrando ellos mismos a medida que la audiencia lo determinase. Por otra parte, algunos de los protagonistas debían presentarse ante los demás como personajes diferentes a los que ellos mismos eran con el objeto de no dejarse descubrir por el resto. Así, por ejemplo, había dos lesbianas que debían presentarse cada una por su cuenta sin que los demás supiesen que estaban casadas o dos personajes que debían fingir ser pareja (no lo eran, por supuesto) con el mismo cometido. Parecía ser lo único de lo que los guionistas artilleros de la cadena habían sido capaces de tramar para atrapar a la audiencia.

 Sinceramente, no parecía suficiente como así resultó.

Un inicio poco prometedor durante las primeras semanas vino a confirmar las oscuras espectativas sobre el programa. Sin embargo, pronto se destapó uno de los ingredientes que ha faltado en muchas otras ediciones de Gran Hermano. Dicen que la mayor parte de la audiencia del programa la componen mujeres y ete aquí que éstas se dieron de repente de bruces con una situación no prevista. Dos personajes del programa que se odian a muerte se enfrentan públicamente en el programa y se agreden verbalmente a más no poder. En mi opinión, éste es el momento clave que explica el triunfo absoluto de esta edición. Estos dos personajes son contrapuestos y su conflicto llama inmediatamente la atención de la audiencia. Mucha gente quedó enganchada a partir de ese momento:

  • Nagore: Bilbaína. Mujer. Marcada personalidad, agresiva, físicamente poderosa, ambiciosa hasta decir basta, manipuladora, chupacámaras y líder de un grupo de concursantes que le bailan el juego y que se dieron en llamar “los feos”. Es tan evidente su rol en el programa que se gana inmediatamente la reacción en contra de la audiencia.
  • Arturo: Irundarra. Hombre. Machista, malhablado, enérgico y por entonces aún sin confirmar sus atributos como amante desesperante de toda la tribu femenina del programa. Por entonces, con su enfrentamiento con Nagore se convirtió en fortísimo rival protector de los concursantes que caían bien dentro del programa.

Curiosamente, se pudiera pensar que la audiencia femenina fuera a posicionarse a favor de la mujer pero pronto se vio que el carácter tan evidentemente ambicioso de Nagore no se identificaba con el de las españolas de a pie. Arturo se convirtió, así, en un personaje atractivo para las masas féminas del país. Defendió con fiereza a los considerados buenos y aquel gesto le valió las simpatías generales. Resultado, Nagore salió del programa con la mayor cuota de votos en contra de la historia del programa y tras ella el resto de sus aliados en la casa.

ARTURO VS NAGORENAGORE VS ARTURO

Aparentemente se había conseguido lo imposible: las mujeres del país echaban con fiereza a una congénere y se fiaban del poder dominante de un macho/machista declarado como era Arturo quien, a partir de ese momento, se sabía favorito para vencer el programa. ¿Cómo puede ser si socialmente quedan denostados este tipo de sujetos machistas? A partir de ese momento pudo comenzar a verse al verdadero protagonista de esta edición del programa.
No es cuestión de relatar al lector con las vicisitudes de un programa que provablemente ya conozca y reconozca. Después de la batalla sexual Arturo-Indhira y conscientes del potencial de los personajes en cuestión y la trama de atracción fatal que se traían entre manos , la sucesión de líos de faldas en el interior de la casa ha sido de los mundiales. Telecinco se frotaba las manos y la audiencia crecía sin parar. A partir de ese momento, la cadena echa el resto y le da prioridad absoluta en su programación. Y a todo ello hay que añadir un poder recién descubierto…
Este año hubo una novedad evidente que fue la aparición del factor celos enfermizos entre concursantes femeninas. El enfrentamiento entre Indhira y Carol se ha convertido en uno de los iconos televisivos del año y creo que el episodio del vaso de agua ya ha dado la vuelta al mundo varias  veces. Telecinco descubrió la gallina de los huevos de oro a medida que transcurría el programa y decidió alargar los enredos hasta el mismo final del mes de enero. Mientras tanto, no dudaron un segundo en explotar el descomunal potencial de la nueva herramienta del márketing: la era digital.

LOS CONCURSANTES DE GRAN HERMANO 11 ANTE LA PRIMERA EXPULSION

  1.  Como siempre, Telecinco vuelca toda su estrategica de programación sobre los hombros de un programa fetiche: Gran Hermano sirve de plataforma de contenidos para otros muchos programas.”Sálvame” y “La Noria” le dedican sus primeros minutos en pleno prime time y se crean otros programas ad hoc como el “Debate”  de los domingos por la noche que congregan hasta un 30% de la audiencia. Los protagonistas del culebrón que van siendo expulsados comienzan a pasar cobrando de plató en plató (luciendo palmito, escote y faldas a poder ser más cortas cada vez) para explicar sus posicionamientos respecto a los morbosos acontecimientos bélico-sexuales que han surgido en la casa.
  2. Telecinco ha descubierto el poder infinitivo del márketing digital de manera que pone a los protagnistas del programa un blog para que “supuestamente” escriban en él  sus impresiones acerca del programa. El blog de Indhira bate records de entradas y una vez que me metí contabilicé 14.000 mensajes dejados por la audiencia. Evidentemente, Gran Hermano entra en Twitter y Facebook y la página web de  Telecinco bate records de entradas. Los protagonistas hacen constantes referencias en los programas televisivos a sus blogs empleando la televisión como fuente publicitaria para internet.
  3. Los protagonistas de las diferentes tramas morbosas de esta edición van siendo expulsandos estratégicamente en el tiempo de manera que la cadena rentabiliza perfectamente todos los conflictos surgidos coincidiendo con la época navideña. Los platós de los diferentes programas de la cadena los llevan para debatir entre ellos en horarios de máxima audiencia. Evidentemente, tal cosa no podría haberse hecho en caso de haber quedado finalistas Arturo, Indhira o Carol.
  4. Aún fuera del plató, como movidos por un extraño guión pactado o no pactado, ciertos protagonistas como Arturo o Nagore se convierten de repente en “amigos” para escarnio oficial de una Indhira que ya no sabe cómo presentarse como la viuda de España, cobrando, por supuesto.

Ángel, ganador de GH 11

La estrategia de Telecinco ha dado este año en el clavo. Con una cuota de pantalla en torno al 17-18%, aventaja a Antena 3 en unos cuatro, cinco puntos diarios y se convierte en la cadena preferida por cualquier anunciante una vez que Televisión Española ya no emite publicidad. En definitiva, más tarta con el grueso de su programación basado en programas baratos de autogeneración.

En el fondo, debo reconocer que Telecinco lo hace bien: da a su público la clase de programación que le gusta y no se preocupa en llegar a la saturación pues eso lo dirá la audiencia y la reacción de la cadena será fulminante. Si funciona GH11 lo tendremos hasta enero de la manera que sea. Como ha funcionado, ya se ha pensado en un nuevo formato que justifique la presencia del programa hasta verano pues hay que aprovechar que la audiencia está todavía caliente. Telecinco conoce a su público diana del mismo modo que Antena 3 lo desconoce por completo y basa su programación en dar palos de ciego. Desde luego, el que quiera Indhiras, Nagores y Arturos ya sabe lo que necesita.

MERCEDES MILÁ, CONDUCTORA Y ALMA DE GRAN HERMANO

 Gran Hermano me recuerda, cada vez más, a los programas de Pressing Catch que Cuatro ha dejado de emitir. Allí hay una serie de luchadores/personajes que se ganan a mamporros la simpatía/antipatía de la audiencia creando duelos que van más allá de los puños. Son iconos del deporte de entretenimiento basado en guiones previos que canalizan semanalmente el esfuerzo de la audiencia. En el caso de Gran Hermano, ha estado tan perfectamente dosificado el nivel de morbo que teníamos que ver cada semana hasta el final que casi me ha resultado sospechoso. ¿No habrá guionistas de Telecinco debajo de los sofás de Gran Hermano? Perdón, me retracto de mis palabras.

Besos y abrazos.

Alfonso.

 

Read Full Post »