Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Marketing y comunicación’ Category

Espero que todo haya quedado claro con la declaración de principios que supone este encabezamiento. Ella es mimosa, cándida, y solamente quiere ser nuestra amiga para hacer que nuestros días sean un poco más felices, mágicos y coloridos. Después de dos meses de “Piensoparagatos” tenía la duda de cuál sería el primer gato famoso que tendría que ser invitado a esta casa. Por un momento pensé en Isidoro, pero no. Claro, pudo ser Garfield pero había algo que todavía fallaba. Solamente Hello Kitty puede ser la reina de los gatos. La inefable, envidiada y adorada por partes iguales Hello Kitty.

Ves una sola vez en tu vida su rostro indescriptible y ya no te la puedes quitar de la cabeza. Qué tendrá. Por momentos creo que es como la nouvelle cuisine de los franceses allá por finales de los setenta: sencilla pero directa al corazón. Al garete con las complicaciones y los espesantes desproporcionados. Hello Kitty es tan esquemática y tan compleja al tiempo que solamente ella es capaz de hacernos volver la mirada como si de una bella diosa se tratara.

Pero, ¿quién es Hello Kitty? ¿Cómo ha podido instalarse en nuestras vidas sin darnos cuenta? ¿Alguien ha visto algún anuncio televisivo de Hello Kitty? ¿Alguien sabe si vive, existe o, como temo, se trata solamente de un sueño volador instalado en nuestros subconscientes? Veamos.

Nuestra gatita es un personaje proviniente del Japón. Aunque aquí en España la conocemos desde hace unos cuantos años, parece ser en los últimos cuando ha conseguido sus cotas más altas de notoriedad hasta el punto de que nos hemos convertido en el tercer país europeo que más consume productos asociados a la marca (perdón), a la gatita Hello Kitty. El personaje es un diseño de la diseñadora Ikuko Shimizu para la compañía japonesa Sonrio que en 1974. El primer destino de Hello Kitty fueron monederos vinílicos y su éxito inmediato. A partir de ahí, la locura por los productos rosa-felinos se convirtió en un hito nacional. Pronto la gatita dio el salto necesario a Estados Unidos de manera que ya en los ochenta era un personaje de cultura popular en Occidente hasta el punto de que se crearon incluso series de dibujos animados en donde se nos relataban sus aventuras. Concretamente se han hecho tres series que la tienen como protagonista: Hello Kitty´s furry tale theatre; Hello Kitty and friends y  Hello Kitty´s paradise.

Hello Kitty rebelde.

La facturación anual de todas las licencias concedidas para Hello Kitty asciende a 250 millones de dólares. En los años 90, el empleo de la marca por estrellas del renombre de Mariah Carey hizo que la presencia de la gatita se revitalizase hasta convertirse en el monstruo que conocemos hoy en día.

LA ÑOÑA MARIAH CAREY ABRAZANDO A HELLO KITTY

No la anuncian en televisión, no hay publicídad ni propaganda. Hello Kitty es una estrella silenciosa que no para de gritar. La política de licencias que Sonrio acuerda con cientos de compañías a lo largo del mundo es lucrativa a más no poder para ambas partes. Sonrio ha creado la marca, ha creado el halo necesario como soporte que inmediatamente identificará a su público con el producto al que se asocie. De esta manera, el triunfo de Hello Kitty hace que veamos a la gatita en los lugares más inverosímiles, y cuantos más, mejor. Tamaña capilaridad solamente puede conseguirse acertando con un diseño que millones de personas adoran.

Es tan potente la imagen de Hello Kitty que hasta compañías de la industria de la moda como D´ior o Giuliano la han empleado para sus campañas de publicidad.

HELLO KITTY PARA LA REVISTA VOGUE

Pocas marcas en estos momentos podrán permitirse el lujo de unir su imagen a cualquier cosa. Quizá la más internacional y versátil de todas sea Ferrari pero Hello Kitty es un monstruo en potencia.

En el fondo, la clave está, como siempre, en los valores que es capaz de transmitir la marca. Los valores que Sonrio trata de expandir desde el principio a los licenciatarios son los de

  • Amistad.
  • Afecto entre las personas.

Yo añadiría la ternura y la inocencia para un público objetivo repleto de niñas y no tan niñas que buscan encontrar un vínculo con un mundo feliz y compuesto de recuerdos infantiles. Las niñas devoran sus productos pero las treintañeras nostálgicas no les quedan a la zaga. Es  por ello que ya podemos encontrar portátiles licenciado para Denon e incluso para Mac con el careto de la Kitty. Cualquier objeto u producto es susceptible de poder pertenecer al mundo de Hello Kitty: desde el primer monedero que se comercializó hasta un auténtico avión taiwanés; desde un simple muñeco hasta lentillas para los ojos que reflejan el logotipo de la gatita. Incluso las revistas especializadas de moda como Vogue han tenido que rendirse al encanto felino y dedicarle una de sus portadas.

La estrtegia a seguir por estas “marcas” es sencilla. Ellas buscan su público a través de unos atributos y valores perfectamente identificables por su público objetivo.´Tú te identificas con esa marca y conviertes en susceptible de adquirir cualquier producto que lleve consigo sus siglas. Primero tienes que comenzar poco a poco no sea que no enganches a tu público y  después podrás pedir de él  cualquier cosa. El último en incorporarse a esta estrategia de mercadotecnia ha sido Fernando Alonso con su marca Faster. Él dice que no es una marca, sino una actitud. Ya sabéis.

¿Es peligrosa Hello Kitty para el futuro de la humanidad? Creo que no. De momento podemos respirar tranquilos. Otra cosa será sobrevivir al Hannah Cirus Montanah, pero tal fenómeno, bastante más peligroso,  lo analizaremos con cuidado en una próxima ocasión. De momento quedémonos colgados de las imágenes de nuestra gatita preferida. Ella, al menos, vive en un mundo en el que todo es rosa yno hay contaminación. Un mundo de belleza inocente que nos inunda y coloniza nuestros mientras nosotros sonreímos bobalicones.

AGUR HELLO KITTY

Besos y abrazos.

Alfonso.

Anuncios

Read Full Post »